remate
separador
Alfonso Reyes

Alfonso Reyes

8 de Mayo 2017

Alfonso Reyes Ochoa nació en Monterrey, Nuevo León, el 17 de mayo de 1889. Fue hijo del general Bernardo Reyes, gobernador de Nuevo León, quien fallecería durante la decena trágica .

Concluyó los estudios profesionales de derecho y en 1913, obtuvo su título profesional.

En 1912, laboró en la Escuela Nacional de Altos Estudios. Ahí mismo ejerció como profesor de la lengua y literatura española.

Al año siguiente fue nombrado segundo secretario de la delegación de México, en Francia así como comisionado de la Secretaría de Instrucción Pública en el país europeo.

A finales de 1914, y con el estallido de la Primera Guerra Mundial, Reyes emigró a España. Ahí se dedicó tanto al trabajo literario como al periodístico. Trabajó en el Centro de Estudios Históricos de Madrid y en publicaciones españolas, como la "Revista de Filología Hispánica" y "El Sol". Formó parte de la Comisión Mexicana "Francisco del Paso y Troncoso", la cual se dedicaba a investigaciones históricas en archivos.

En 1927, Reyes llegó a la Argentina con el rango de embajador. Entre 1930 y 1936 permaneció en Brasil como Embajador mexicano.

En febrero de 1939, Reyes regresó a México. Recibió el nombramiento de presidente del patronato de "La Casa de España" (desde 1940, El Colegio de México).

Participó en la fundación de El Colegio Nacional (1943).

En 1933, fue Doctor "honoris causa" por la Universidad de Nuevo León. Distinción que recibió de diversas instituciones educativas internacionales. A su vez, su extensa obra literaria le consiguió numerosas preseas y homenajes.

Falleció en la ciudad de México, el 27 de diciembre de 1959.

SOL DE MONTERREY

No cabe duda: de niño,
a mí me seguía el sol.

Andaba detrás de mí
como perrito faldero;
despeinado y dulce,
claro y amarillo:
ese sol con sueño
que sigue a los niños.

Saltaba de patio en patio,
se revolcaba en mi alcoba.
Aun creo que algunas veces
lo espantaban con la escoba.
Y a la mañana siguiente,
ya estaba otra vez conmigo,
despeinado y dulce,
claro y amarillo:
ese sol con sueño
que sigue a los niños.

Fuentes:


Israel Cavazos Garza, Diccionario Biográfico de Nuevo León, UANL, 1984.
http://www.conaculta.gob.mx/detallenota/?id=20719#.U158nFeCl60

Fuentes:

separador
remate