Conectate
Palabras de Luis Castro, Presidente del Comité de Dirección Nacional de Nueva Alianza

Palabras de Luis Castro, Presidente del Comité de Dirección Nacional de Nueva Alianza

28 de Enero 2017
Autor: Grupo Legislativo Nueva Alianza
PALABRAS DE LUIS CASTRO OBREGÓN, PRESIDENTE DEL COMITÉ DE DIRECCIÓN NACIONAL DE NUEVA ALIANZA, A NOMBRE DE LOS PARTIDOS PRI, PVEM Y PES EN LA PRESENTACIÓN DE LA AGENDA POR LA UNIDAD, LA DIGNIDAD Y EL RESPETO A MÉXICO Ciudad de México, 28 de enero de 2017 Quiero explicarles -en una primera intervención a nombre de mis compañeros- la naturaleza del momento que estamos viviendo. Sin lugar a dudas, lo que está viviendo México es cómo se ha convertido en el primer país en resitir las amenazas de un gobierno, el estadunidense, que cada vez más se perfila como autoritario. México está conteniendo las amenazas que el mundo está por vivir. La naturaleza histórica del momento, la posible gravedad que alcance, es lo que caracteriza la importancia de un llamado a la unidad. Las acciones de unidad parten del reconocimiento del momento nacional que estamos viviendo, y es una unidad para defender la democracia, la convivencia pacífica y el respeto entre las naciones, la cooperación para el desarrollo y, en nuestro caso, la soberanía nacional y la autodeterminación del país. Pero la unidad nacional no es la unidad de los políticos, es la unidad de la sociedad mexicana, en la que los políticos tenemos una gran responsabilidad; tenemos un interés común y -si se sigue perfilando así el gobierno estadunidense- tendremos un contrincante común, en un nuevo ordenamiento comercial y mundial. Compartimos riesgos, compartimos amenazas, y eso es lo que nos ha llevado a sostener el día de hoy una reunión inicial de trabajo, con diálogo transparente y abierto, sin posiciones predeterminadas. Fue una aproximación para buscar construir un acuerdo de mínimos consensos. Entendemos perfectamente la naturaleza de la ausencia de la compañera y compañeros dirigentes nacionales de partidos, por la rapidez, por la naturaleza de esta convocatoria, y entendiendo esa desconfianza, entendiendo las posiciones que manifestaron ayer, queremos decirles -estando de acuerdo nosotros- a Ricardo, a Alejandra, a Dante, a Alberto, a Andrés, que nos digan, de la forma que lo deseen (los buscaremos a lo largo de esta semana), cuáles son los términos deseables y aceptables por ellos para construir un acuerdo de mínimos que nos permita discutir una agenda, poner en común una agenda, pero también movilizar entorno a esa agenda, para la unidad nacional. Esto no es una mesa de aliados electorales en un estado de la República, esto es la comprensión de la magnitud y la dimensión de lo que enfrentamos, y sabemos que solo podrá tener consecuencias si sumamos a más y a más. Si nos dicen en qué términos: cómo convocamos, si se rota la convocatoria, en una sede; las características, los términos, las garantías mínimas para un acuerdo de cómo movilizar; es decir, lo que tenemos que hacer en conjunto. Hay muchas cosas que seguimos teniendo que hacer por separado Promovemos diferentes proyectos de nación, pero defendemos a la misma nación; pertenecemos y defendemos la autonomía de distintos partidos políticos, pero defendemos a la misma patria, y ese es el entendido en el que queremos construir y contribuir al fortalecimiento de las instituciones republicanas y el fortalecimiento del país, frente a un mundo con un nuevo paradigma, con una necesidad de incorporarnos a lo que nace como un nuevo modelo de desarrollo y en el que tenemos que estar unidos los mexicanos.