Conectate

Sesión Solemne por el Centenario de la Constitución

14 de Febrero 2017
Autor: Grupo Legislativo Nueva Alianza
"Tendremos que removerlo todo. Crear una nueva Constitución cuya acción benéfica sobre las masas nada ni nadie pueda evitar." Venustiano Carranza Honorable presídium: Imbuido de fervor patrio, como lo ocasión lo amerita, hacemos uso de la Tribuna en esta Sesión Solemne convocada a iniciativa de la compañera diputada Alhinna Vargas, para conmemorar el Centenario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y casi el mismo tiempo, la edición de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Nuevo León. La Constitución promulgada el 5 de febrero de 1917 arropó las principales demandas sociales, económicas y políticas de la gesta revolucionaria. Estableció un nuevo orden con el objetivo de cumplir con el programa de la Revolución, que se convirtió en el eje articulador del desarrollo de la Nación mexicana en el siglo XX. Conmemorar la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es un acto trascendente para la nación. Sus postulados son la expresión que nos define e identifica como pueblo. Es un documento vivo que refleja el pasado, norma el presente, y nos proporciona elementos para alcanzar una visión común del futuro. La Constitución Política del 17, retomó postulados de las Constituciones de 1824 y 1857, fortaleció otros, e incorporó nuevos derechos, lo que le permitió convertirse en un documento avanzado, vanguardista, innovador y garantista, adelantado a su tiempo. Reconocemos a los diputados constituyentes del 17, que tras casi dos meses de arduos debates lograron elaborar un documento de consenso, sobre el proyecto presentado por don Venustiano Carranza, elaborado por el constituyente guanajuatense José Natividad Macías, quien había sido en dos ocasiones Rector de la Universidad Nacional. En esta importante ceremonia, recordamos con respeto a los diputados de Nuevo León que formaron parte del Constituyente del 17: Manuel Amaya, Ramón Gámez, Reynaldo Garza, Agustín Garza González, Plutarco González, Luis Ilizaliturri, José Lorenzo Sepúlveda y Nicéforo Zambrano. La primera "constitución social" del mundo incorporó la educación laica, gratuita y obligatoria en su artículo 3°. Estos son los principios filosóficos que constituyen el basamento de la escuela pública. Las maestras y maestros de México, por convicción de clase, defenderemos su permanencia. ¡Ni un paso atrás en la defensa de la escuela pública! ¡Seguiremos fortaleciendo lo dispuesto por el artículo 3° Constitucional! La escuela pública es una noble institución, para asegurar la educación a los sectores menos desfavorecidos. Sin embargo, es atacada un día sí y otro también, por fuerzas que representan intereses oscuros. Su objetivo es privatizar la educación, para obtener ganancias y privilegios, a costa del derecho Constitucional de las niñas y niños, a recibir de manera gratuita, educación, con acento en la equidad y calidad. Los derechos laborales quedaron comprendidos en el artículo 123. La propiedad de la nación sobre sus tierras y aguas en el artículo 27. La idea juarista de separación de funciones entre el Estado y la iglesia, en los artículos 24 y 130. La autonomía municipal en su artículo 115, entre otras disposiciones, que han evolucionado favorablemente, a lo largo del tiempo. A lo largo de las décadas ha sufrido una transformación enorme: 229 reformas, las cuales implicaron 695 cambios a 114 de sus 136 artículos. ¡Ahora es tres veces más grande que el texto original. Destacan entre otras, las reformas que otorgaron el voto a la mujer en el año 1953, la reforma del 2008, que estableció el nuevo sistema penal acusatorio y oral, la reforma del 2011, en materia de derechos humanos, así como las recientes reformas estructurales, promovidas por el presidente Peña Nieto, que incluyeron la reforma educativa- Los cien años de la Constitución nos permiten mirar atrás y estar orgullosos de los cambios que como sociedad hemos alcanzado a lo largo del tiempo. En Nueva Alianza reconocemos los avances de la Constitución del 17 y sus sucesivas reformas. Contrario a lo que expresan distintas voces, estimamos que no es necesario crear una nueva Constitución. Es suficiente que se cumplan sus actuales disposiciones. Pero demandamos seguir adaptando sus principios a la nueva realidad nacional y a un mundo globalizado, para que tenga una vigencia plena. Por otra parte, también en este día, aprovechamos para rendir homenaje a la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Nuevo León, próxima a cumplir 100 de su promulgación. El 16 de diciembre de 1917, se publicó en el Periódico Oficial, la Constitución vigente de nuestro estado. Establecía la separación de poderes. Preceptuaba en que la libertad no tiene más límites que la prohibición de la ley. De la ley emanan la autoridad de los que gobiernan y las obligaciones de los gobernados. También, establecía que la educación, además de libre, tendría que laica y que, en los establecimientos oficiales, debería impartirse gratuitamente, la enseñanza primaria, entre otras disposiciones. Recordamos con admiración a los diputados; Santiago Roel, Gregorio Morales Sánchez, José Treviño Flores y Alberto Chapa, que formaron parte de la Trigésima SéptimaLegislatura al Congreso del Estado y Quinto Constituyente La Constitución local ha sido la hoja de ruta para construir el Nuevo León moderno, producto de gobernantes con visión de futuro, apoyados por un pueblo participativo y con mística de trabajo, que logró derribar los obstáculos que impedían el desarrollo de nuestro Estado. Nuestra labor como legisladores es seguir enriqueciendo el contenido de nuestra Carta Magna local, incorporando disposiciones de avanzada y derechos efectivos, en beneficio de todos los nuevoleoneses. En este tenor, una de las tareas más urgentes de la actual legislatura, es aprobar la reforma a nuestra Constitución, para crear el Sistema Estatal Anticorrupción, que implica entre otras cosas, contar con una fiscalía general del Estado, autónoma; un fiscal anticorrupción, desligado del poder, con facultades para aplicar la ley sin distingos, a los servidores públicos y particulares que cometan actos de corrupción, así como el retiro del fuero, para el gobernador, diputados locales, funcionarios de primer nivel y servidores públicos de los órganos constitucionales autónomos. A casi cien años de la expedición de la Constitución Política del Estado, el mejor homenaje que podemos hacerle, es cumplir sus preceptos al pie de la letra. Este es el compromiso que el día de hoy, refrenda ante el pueblo de Nuevo León, la fracción parlamentaria de Nueva Alianza. ¡Viva la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos! ¡Viva la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Nuevo León! ¡Viva México! Muchas gracias