Grupo Legislativo
Partido Revolucionario Institucional

Portal Oficial

PRI

MARGARITA ARELLANES DEBE RENUNCIAR

7 de Mayo 2014

EDGAR-ROMO-GARCIA-glpri

Autor: Grupo Legislativo PRI

En reiteradas ocasiones se ha utilizado esta tribuna para señalar con argumentos sólidos, el desafío a la ley por parte Margarita Arellanes, Alcaldesa del municipio de Monterrey, ante la campaña de promoción personal que lleva a cabo permanentemente desde su primer día de administración y que parece ir cada vez mas en aumento y no tener fin.
 
Justamente hoy, los medios de comunicación hicieron público que la alcaldesa o aspirante o promotora electoral de Acción Nacional, ya sin ningún tipo de vergüenza y de manera por de mas irresponsable, aplicó recursos públicos con parcialidad para beneficiar y promocionar a su partido político, el Partido Acción Nacional, durante un evento público en el que verificaba los trabajos de obras públicas en un sector del municipio de Monterrey, situación que es evidentemente contraria a la ley y que incluso puede configurar un supuesto delictivo.
 
Esto ya es inédito, es descarado y totalmente irresponsable. Es un verdadero atentado contra nuestra Constitución, ya que al llegar a una obra en donde se utilizan recursos públicos, con una vestimenta que incluye el logotipo de Acción Nacional, va directamente en contra del principio de imparcialidad en el uso de los recursos públicos que establece nuestra carta magna en su artículo 134 párrafo séptimo que a la letra dice:
"Los servidores puìblicos de la Federacioìn, los Estados y los municipios, asiì como del Distrito Federal y sus delegaciones, tienen en todo tiempo la obligacioìn de aplicar con imparcialidad los recursos puìblicos que estaìn bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos poliìticos."
 
Esto también se encuentra definido en el artículo 301 bis 1 de la Ley Electoral del Estado.
 
No se vale utilizar recursos públicos para promover a los partidos políticos, no se vale desviar recursos para beneficio electoral de ninguna persona y de ningún partido.
 
Ademas, queda en evidencia que al portar esa camisa de su partido, la Alcaldesa dejó claro que previo al evento del recorrido sobre esa obra pública, participó en algún acto de su partido en el que portó esa camisa, y eso quiere decir que en un día hábil, en horario hábil, la señora sigue atendiendo asuntos de su partido y no los asuntos de los ciudadanos que la eligieron.
 
Es lamentable, que la alcaldesa al realizar este tipo de actos, ya no distingue entre su responsabilidad como gobernante y su participación en su partido político, y que ante esta situación, quienes salen perdiendo son los ciudadanos que continúan con una serie de demandas que simplemente no se ven atendidas y mucho menos resueltas.
 
Estamos ante la peor administración pública que ha tenido la capital del Estado, y es profundamente decepcionante que quien recibió la confianza de los ciudadanos para hacerse responsable de la administración municipal, haya caído en una especie de enfermedad política partidista y se haya olvidado de atender sus funciones y cumplir sus responsabilidades.
 
Margarita Arellanes tiene una enfermedad política, es evidente que la Alcaldesa ya tiene un problema al no saber distinguir entre sus responsabilidades como servidora pública y su actos como integrante de un partido político.
 
Sin duda, esta es la gota que derrama el vaso, ya no es posible que los ciudadanos regiomontanos toleren esta situación.
 
Pareciera que para la Alcaldesa de Monterrey no existe la Ley, no hay un sistema normativo que rige el actuar gubernamental y a las instituciones públicas, tampoco existe para ella la legislación electoral, y mucho menos las Constitución que la hace responsable de la aplicación imparcial de los recursos públicos.
 
Tenemos un municipio que se cae a pedazos, como lo hemos comprobado en muchas ocasiones. Monterrey esta abandonado en todos sus rubros, tiene los peores resultados para una administración municipal de la capital, y parece que a Margarita Arellanes ya ni si quiera le importa ni le preocupa, porque ella esta ocupada en su partido y en su proyecto electoral.
 
Ya basta de no atender las demandas ciudadanas y hacer mal uso de los recursos públicos para posicionarse políticamente, basta de no cumplir las leyes y realizar a todas luces actos anticipados de campaña.
 
En ese sentido, en virtud de que Margarita Arellanes no quiere ser la Alcaldesa de Monterrey, no quiere cumplir sus responsabilidades y mucho menos quiere cumplir sus compromisos,  exigimos que RENUNCIE a su cargo de Presidenta Municipal como consecuencia de violar reiteradamente a la Constitución Mexicana y a las leyes de la materia, al estar aplicando permanentemente los recursos públicos del municipio para beneficiar al Partido Acción Nacional.
 
De igual manera, esta fracción parlamentaria mantiene su posición crítica y puntual contra todos los actos que atenten contra la ley y que merezcan ser investigados y castigados, y que en esta ocasión exige que así sea, por lo que también le pedimos a la autoridad electoral que realice la investigación e inicie los procedimientos a que haya lugar para sancionar el uso ilegal y con fines electorales que realiza la Alcaldesa de Monterrey sobre los recursos públicos del municipio, así como los actos anticipados de campaña que realiza constantemente.
 
Expuesto lo anterior con fundamento en los artículos 68 y 69 de la Constitución Política del Estado, así como los diversos 102, 103, 104 y 123 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso, presentamos, de conformidad al artículo 109 del mismo ordenamiento interno, el siguiente Punto de:
 
Acuerdo
 
Primero.- La LXXIII Legislatura al Congreso del Estado de Nuevo León, exige a la C. Margarita Arellanes Cervantes, su renuncia al cargo de Presidenta Municipal del Ayuntamiento de Monterrey, N.L., derivado de sus actos que atentan contra la ley al violar el principio de imparcialidad en el uso de los recursos públicos que establece el artículo 134 párrafo séptimo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como sus actos de promoción personalizada con fines electorales.
 
 
 
Segundo.- La LXXIII Legislatura al Congreso del Estado de Nuevo León, exhorta a la Comisión Estatal Electoral, para que realice las investigaciones correspondientes y sancione en su oportunidad las violaciones evidentes a la Ley Electoral del Estado por el uso partidista de los recursos públicos que ejerce la C. Margarita Arellanes Cervantes como Alcaldesa de Monterrey, así como los comprobados actos anticipados de campaña en los que incurre permanentemente.
 
 
Grupo Legislativo del Partido Revolucionario Institucional
 
 
Edgar Romo García
Diputado
 
PRI

Grupo Legislativo PRI

8150-9500
glpri@hcnl.gob.mx

2021© Grupo Legislativo Partido Revolucionario Institucional, Nuevo León.

Toda la información, imágenes y/o ligas publicadas en este portal son responsabilidad exclusiva del Grupo Legislativo PRI Nuevo León.

Visítanos, el H. Congreso de Nuevo León es tu casa.