Grupo Legislativo
Partido Revolucionario Institucional

Portal Oficial

PRI

POR UNA EFECTIVA IGUALDAD DE GÉNERO

24 de Septiembre 2018

ALEJANDRA-LARA-MAIZ-75

Autor: Grupo Legislativo PRI

De acuerdo a la encuesta intercensal del INEGI 2015, en México contamos con una población de 119, 938,473 millones de personas, de las cuales el 51.4% son mujeres. El mismo organismo señala que históricamente, desde 1910 las mujeres han superado en número a los hombres, pues siempre han representado por lo menos la mitad de la población nacional.

En 2010 los hogares con jefatura femenina eran 6 millones 900 mil, para el año 2015 la cifra pasó a 9 millones 266 mil 211 hogares en todo el país, son liderados por mujeres. Esta situación demuestra que cada vez son más mujeres las que tienen que hacerse cargo de sus familias.

En el caso de nuestro Estado, existen 2 millones 577 mil 647 mujeres, lo que representa el 50.3 % de la población total y 925 mil mujeres se encuentran dentro de la Población Económicamente Activa.

Sin embargo, a pesar de que las mujeres representan la mayoría poblacional en el país y en el Estado, al hoy día sigue siendo uno de los sectores más vulnerables de la población. Las mujeres y las niñas siguen enfrentando diversos tipos de violencia ya sea física, económica y psicológica, que van desde los comentarios con connotación sexual, violaciones hasta llegar a la forma más extrema: los feminicidios.

Si bien, debemos reconocer que en México se han dado importantes avances normativos para garantizar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, persiste la necesidad de armonizar las leyes estatales con los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos de las mujeres, así como de garantizar la protección legal y los servicios esenciales para atender a mujeres que han padecido alguna forma de violencia.

La discriminación contra las mujeres y la desigualdad de género tienen su expresión extrema en los actos cotidianos y sistemáticos de violencia que se cometen contra ellas. Debilita la salud de las mujeres, afecta sus expectativas de educación y también su desempeño en el trabajo productivo, así como la capacidad de las mujeres para participar plenamente en la vida social, entre otras consecuencias.

La violencia de género ha dejado de ser un problema de las mujeres y se ha convertido en un problema de la sociedad, pues las repercursiones que se tienen en la misma, afecta su estructura así como en la convivencia democrática.

Para las Naciones Unidas, la discriminación, la violencia y la amenaza de violencia contra las mujeres y las niñas es la violación más extendida de derechos humanos, socava el desarrollo de los países, genera inestabilidad en las sociedades e impide el progreso hacia la justicia y la paz.

El mensaje es claro y contundente: la violencia contra las mujeres y las niñas es evitable y puede ser detenida, antes de que termine en feminicidios.

Las cifras a nivel nacional son muy desalentadoras. En 2017, en el marco del "Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer" el INEGI señaló que en México:

  • De los 46.5 millones de mujeres de 15 años y más que hay en el país, 66%, es decir 30.7 millones, ha enfrentado violencia de cualquier tipo y de cualquier agresor, alguna vez en su vida.
  • 43.9% ha enfrentado agresiones del esposo o pareja actual o la última a lo largo de su relación y 53.1% sufrió violencia por parte de algún agresor distinto a la pareja.
  • El 38.7% de las mujeres fueron víctima de actos de violencia por parte de desconocidos en espacios como la calle, el parque y el transporte. De los actos de violencia más frecuentes destaca la violencia sexual, que han sufrido 34.3% de las mujeres de 15 años y más, ya sea por intimidación, acoso, abuso o violación sexual.
  • El 26.6% de las mujeres que trabajan o trabajaron alguna vez, ha experimentado algún acto violento. La discriminación, las agresiones sexuales y las de tipo emocional como las humillaciones, degradación e intimidación son los tipos de violencia más frecuentes en el trabajo.
  • De las mujeres que han asistido a la escuela, 25.3% enfrentaron violencia por parte de compañeros, compañeras y maestros, entre otros, durante su vida de estudiantes. Las más frecuentes fueron las agresiones físicas (16.7%) y sexuales (10.9%)

En la bancada del Partido Revolucionario Institucional queremos cambiar esas cifras, tenemos el impulso, el respaldo y sobre todo la voluntad política para promover y hacer efectiva la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y, lo más importante, tenemos la convicción y los medios para que las mujeres y las niñas vivan una vida libre de violencia.

Porque cuando se vive en una democracia, erradicar la violencia de género se convierte en una condición obligatoria y necesaria para la vigencia del Estado democrático de derecho y de los derechos humanos de las mujeres.

Desde el día uno de esta LXXV Legislatura, la prioridad para la agenda de nuestro Grupo Legislativo han sido las mujeres, prueba de ello es que la primera iniciativa presentada en este recinto fue presentada por el PRI y desde luego el primer tema a tratar fue la violencia de género.

Agradezco la sensibilidad del Diputado Álvaro Ibarra para tocar este tema desde el primer día, porque como bien lo mencionó, debemos ser pioneros en el Congreso de Nuevo León en la protección de los derechos humanos de las mujeres, debemos poner a la vanguardia a nuestro Estado en el combate a la violencia de género.

Por ello, es que no solo nos preocupamos, sino que nos ocupamos. Estamos comprometidos a que las cifras nacionales de cualquier tipo de violencia contra la mujer se erradiquen y que el respeto a sus derechos sea irrestricto.

Es por ello, que durante la Legislatura este grupo legislativo tendrá una Agenda PRO Mujeres, la cual contendrá un paquete de reformas de al menos 13 normas jurídicas, cuyos objetivos son:

  • Crear un Programa para mujeres sobrevivientes de feminicidios, atendiendo también a las familias de mujeres muertas por homicidios.
  • Reformar el marco jurídico estatal necesario para que el Estado tenga la obligación de contar con unSistema Único de Información sobre Violencia y un Banco estatal de datos sobre casos y delitos contra las mujeres.
  • Impulsar la creación de un Protocolo para la atención a la violencia psicológica, física, patrimonial, sexual, económica, familiar, docente, institucional y comunitaria.
  • Reformar el Código Penal en su apartado de Hostigamiento y Acoso Sexual, a fin de que dichos delitos sean perseguidos de oficio e incrementar las penas a quienes lo cometan.
  • Tipificar los delitos de comercio y turismo sexual.
  • Impulsaremos las reformas que elimine la desigualdad salarial, se incorporen las trabajadoras del hogar a la seguridad social, así como el otorgamiento de créditos a la palabra para mujeres emprendedoras.
  • Legislaremos para que se incluya dentro de los tipos de violencia la obstétrica, que es aquella que segenera con el maltrato que sufre la mujer embarazada al ser juzgada, atemorizada, humillada o lastimada física y psicológicamente.
  • Además de la paridad en el Gobierno del Estado y los Municipales, propondremos también la paridad en el Poder Judicial del Estado; así como la reforma a la Ley Electoral, a fin de establecer y clarificar la paridad vertical, horizontal y transversal.
  • Impulsaremos de la mano de Poder Judicial del Estado reformas en materia civil y familiar que coadyuven a que las mujeres tengan una protección amplia para el ejercicio efectivo de sus derechos.

Desde esta tribuna les digo a las Mujeres de Nuevo León que en el PRI estamos trabajando para y por ellas, que buscaremos que vivan libres, empoderadas y en igualdad de circunstancias.

PRI

Grupo Legislativo PRI

8150-9500
glpri@hcnl.gob.mx

2021© Grupo Legislativo Partido Revolucionario Institucional, Nuevo León.

Toda la información, imágenes y/o ligas publicadas en este portal son responsabilidad exclusiva del Grupo Legislativo PRI Nuevo León.

Visítanos, el H. Congreso de Nuevo León es tu casa.