Grupo Legislativo
Partido Revolucionario Institucional

Portal Oficial

PRI

APOYAR A NUESTROS POLICÍAS ES APOYAR A LA SEGURIDAD

18 de Septiembre 2019

FRANCISCO-CIENFUEGOS-75

Autor: Grupo Legislativo PRI

Estoy seguro que un tema en el que todos coincidimos es que nuestros policías estén bien capacitados, bien remunerados y que sus percepciones y sueldos, sean los óptimos, puesto que ello conlleva a que su desempeño sea exitoso.

En este sentido a los legisladores nos corresponde velar que los ingresos sean suficientes y garantizar a través de normas legales que el ciudadano se sienta seguro en su persona y posesiones, debemos mantener en el mejor estado a nuestros policías ya que a través de ellos se brinda seguridad a los ciudadanos, por ende, debemos y nos encontramos obligados a buscar las mejoras necesarias para su bienestar.

Ahora bien, los elementos adscritos a la Seguridad Pública de todo el país como lo son los oficiales de policía, los policías de tránsito, los agentes investigadores en todos sus niveles jerárquicos, policías militares, navales, federales y elementos de la guardia nacional de la república mexicana son quienes con sus actos heroicos anteponen su fidelidad a la sociedad y el cumplimiento del deber por encima de su salud, integridad personal e incluso su vida, lo que es ejemplo y orgullo para sus compañeros y compañeras, así como para las siguientes generaciones.

Existe una percepción generalizada de que la delincuencia es una sola y de que amenaza por igual a los habitantes de un Estado, una región, o una ciudad. Sin embargo, la realidad nos demuestra que esto no es totalmente cierto y que, con las respectivas variaciones de espacio, ingresos, edades y otros, podemos encontrar una estratificación delincuencia! que afecta de manera diferenciada a la ciudadanía, con actores diferentes y con resultados diferentes, sin que esto altere el hecho de que existe una delincuencia generalizada que afecta por igual a toda la ciudadanía (el robo a casa habitación o el asalto en determinados lugares y a cualquier persona que transite por ahí).

La imagen de la Policía está relacionada directamente con el tema del desempeño, lo cual se asocia con la brecha que se produce entre el aumento de la delincuencia y la capacidad policial para enfrentarla. Entre más grande es esta brecha, en términos de resultados (lo cual se resume en el número de detenidos), mayor es la aprehensión y reserva ciudadana hacia la Policía y su capacidad institucional. Es importante hacer alguna referencia a este último término, capacidad institucional, para destacar que la percepción va más allá de las personas (Policías, Directores, Secretarios y Subsecretarios de Seguridad), e incluye a la institucionalidad en la que se insertan y, si se quiere ir al extremo, a la función de seguridad que el Estado está obligado a desempeñar en beneficio de la ciudadanía.

Al ciudadano le interesan los resultados concretos para definir su percepción del desempeño policial, no le interesa saber si el incremento delincuencia está asociado al ritmo de urbanización, a la pérdida de valores, al cierre de oportunidades o al crecimiento acelerado del desempleo. Al ciudadano le interesa saber que puede estar en su casa o caminar tranquilamente por las calles de la colonia o de la ciudad, y que no corre el riesgo de ser robado, asaltado, violado, herido o muerto; en última instancia, si esto ocurre, lo menos que espera es que la Policía capture a los delincuentes y que se le aplique todo el peso de la Ley.

Tampoco le interesa al ciudadano saber si su seguridad depende del policía de prevención o del policía de investigación y tampoco se preocupa por averiguar los lazos que unen al policía con el fiscal o el juez para garantizar su seguridad. Lo que le interesa es saber que el policía lo va a cuidar y que con su trabajo le va a garantizar su seguridad.

Todavía podemos ser más radicales y plantear que poco o nada le interesa al ciudadano si el policía está bien pagado o bien comido o si su vida y su integridad están garantizadas por un seguro adecuado, quizás porque asume que ése es un problema del Estado y que no es su problema.

Por eso y todo el sacrificio que conlleva el dar su vida día a día, sin importar las condiciones climáticas, días festivos o incluso excluirse de reuniones familiares por sus horarios laborales, es por lo que me permito exhortar que la compañía que brinda el servicio de agua, lleve a cabo un convenio con las autoridades de seguridad pública en el Estado, con el fin de exentar del pago de este servicio de uso doméstico a todos los oficiales de policía, policías de tránsito y agentes investigadores en todos sus niveles jerárquicos del estado de Nuevo León.

PRI

Grupo Legislativo PRI

8150-9500
glpri@hcnl.gob.mx

2021© Grupo Legislativo Partido Revolucionario Institucional, Nuevo León.

Toda la información, imágenes y/o ligas publicadas en este portal son responsabilidad exclusiva del Grupo Legislativo PRI Nuevo León.

Visítanos, el H. Congreso de Nuevo León es tu casa.