Conectate
Premian su visión de la diabetes

Premian su visión de la diabetes

21 de Abril 2017
Autor: Grupo Legislativo PT

Como Presidente de la Comisión de Salud y Grupos Vulnerables extiendo un reconocimiento público al Dr. René Rodríguez, de 33 años de edad, Endocrinólogo en el #HospitalUniversitario y orgullosamente regio, por recibir el premio "Edward C. Kendall" otorgado por la asociación de egresados de la organización médica con sede en Rochester, Minnesota, siendo con ello el 1er mexicano en recibir este reconocimiento.

El Doctor Rodríguez quien por su extraordinaria dedicación y disciplina en el ámbito médico a logrado revolucionar la atención a sus pacientes, me hace estar seguro que beneficiará por su desempeño y visión en la investigación sobre la diabetes, a consolidar y eficientar la atención en los sistemas de salud públicos.

El hallazgo que el endrocrinólogo regio René Rodríguez hizo en el estudio de la diabetes tipo 2 sobre privilegiar una atención individualizada a cada paciente con esta enfermedad, lo hizo merecedor de un reconocimiento de la Clínica Mayo.


La asociación de egresados de la organización médica con sede en Rochester, Minnesota, otorgó el pasado 11 de abril el premio "Edward C. Kendall" al médico del Hospital Universitario, de 33 años, por su trabajo contra este mal.

En poco más de un año de trabajo en la institución estadounidense, en la que laboró entre el 2015 y el 2016, el médico publicó más de 30 artículos donde investigó los paradigmas en el tratamiento de la diabetes, una de las principales causas de mortalidad en México y el mundo.

Su trabajo principal, realizado en el área de medicina basada en evidencia y bajo la tutela del médico investigador Víctor Montori, se concentró en comprobar la necesidad de tomar en cuenta varios aspectos de la vida de un paciente, no sólo los resultados de pruebas médicas.

"Hoy en día muchas de las recomendaciones de la práctica médica cotidiana giran alrededor de números, y eso hace que los médicos nos basemos más en una cifra, un número de laboratorio para tratar a un paciente", explica en entrevista.

"Esto hace que no veamos que el paciente, más allá de esta enfermedad, tiene otras enfermedades y un contexto familiar, social, económico que también hay que considerar a la hora de tratarlo".

Rodríguez, egresado de Medicina Interna y de Endocrinología de la Facultad de Medicina de la UANL, es el primer mexicano en recibir este reconocimiento por investigación excepcional, otorgado desde 1981 con un premio de 2 mil dólares.

MÁS ALLÁ DE LA CIFRA

Uno de los estándares comúnmente utilizados para tratar la diabetes, señala el médico, es mantener el cuerpo con un nivel menor de 7 en la prueba de hemoglobina glicosilada, una toma de sangre que mide el promedio de azúcar en los últimos tres meses.

Como comparación, el nivel de personas sin diabetes al hacerse esta prueba es de entre 4 y 6.

"Si la glucosa alta nos produce complicaciones como ceguera, problemas renales, muerte, infartos, enfermedad embólica en el cerebro, no resulta muy descabellado pensar que bajar los niveles de glucosa hacia lo normal vaya a reducir ese riesgo".

Sin embargo, centrar un tratamiento únicamente en reducir el nivel de glucosa no siempre trae beneficios y puede ocasionar daños al paciente, afirma el especialista.

Tras revisar bases de datos de pacientes con este mal, el regio halló que las personas con tratamiento fijado en mantener su glucosa en el número ideal no tenían menor riesgo de sufrir complicaciones que quienes eran tratados para tener un nivel un poco mayor de azúcar.

Al utilizar más medicamentos para reducir el nivel glucémico, se incrementa la posibilidad de tener hipoglucemia o baja azúcar en el cuerpo, también asociada a consecuencias físicas como caídas, fracturas, más hospitalizaciones e, incluso, la muerte.

Este descubrimiento contradice lo que establece la literatura de expertos en diabetes en las principales publicaciones científicas, que señala que un trato más intensivo disminuye el riesgo de complicaciones.

REVISAR CADA CASO

Con este estudio podría parecer que el mensaje es no atender ciertos casos de diabetes, pero más que evitar el tratamiento, destaca el médico, lo ideal es considerar las características de cada paciente.

Las personas con diabetes, puntualiza, frecuentemente también tienen otros problemas de salud como obesidad, hipertensión, alto colesterol y depresión, cada uno de los cuales debe tomarse en cuenta para un trato individualizado.

Al factor médico se suma la situación económica y familiar de cada paciente, para quien un tratamiento más intensivo de la diabetes podría resultar en un costo alto con beneficios limitados y un mayor riesgo de efectos colaterales, detalla.

"Si tú tratas a cada paciente sólo por lo que dice la guía, te vas a equivocar, porque el paciente está sufriendo por más enfermedades y tiene múltiples medicamentos y doctores, y tiene que hacerse múltiples estudios", afirma.

El trabajo de investigación, resalta, servirá para abrir las puertas a un estudio más profundo en el área que asegure a los pacientes una mayor calidad de vida.

Fuente. Luis López/Sección Vida! El Norte