Conectate
FELIPE-DE-JESUS-HERNANDEZ-MARROQUIN

14 de Noviembre 2016
Autor: Grupo Legislativo PVEM

Hoy, a nivel internacional, se celebra el Día Mundial de la Diabetes, un evento que, a diferencia de muchos otros, no nos genera alegría debido a los índices tan graves de afectaciones y mortalidad que ocasiona entre la humanidad, y sobre todo, porque lamentablemente esta enfermedad, que en muchos casos puede prevenirse, provoca lamentables consecuencias entre los diversos sectores de la población.

Hoy leímos en la prensa que el Secretario de Salud de México, José Narro, dio datos verdaderamente preocupantes sobre esta enfermedad: en 35 años, el número de defunciones en el país ha crecido en 680 por ciento. Es decir, de 14 mil 500 muertes por diabetes que se registraban en 1980, el año pasado esa cifra subió a 98 mil 450.

Esta declaración oficial también precisa que la obesidad, enfermedad vinculada directamente a la diabetes, la sufren siete de cada diez adultos, lo mismo que cuatro de cada diez niños mexicanos, situación que provoca que su esperanza de vida se reduzca hasta en 10 años.

En lo que se refiere a nuestro estado, el Sistema de Indicadores para Monitorear los Avances de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, reveló que el 9 por ciento de la población nuevoleonesa mayor a 10 años presenta diabetes, cuando la media nacional es del 7 por ciento; el 17 por ciento de los mayores a 20 años tiene hipertensión, mientras que en el país el promedio es del 15 por ciento.

El sobrepeso es un problema directamente vinculado a los padecimientos de diabetes. El reporte anterior indica, también, que el 30 por ciento de los pobladores de la entidad presenta obesidad, cuando la media nacional es del 24 por ciento. Mientras que los casos de sobrepeso abarcan el 29 por ciento del total de la población total del estado, cuando a nivel país la media es de 30 por ciento.

Las cifras de este reporte que fueron dados a conocer por el Instituto Mexicano de la Competitividad revelaron que en Nuevo León se consumen más alimentos ricos en azúcares que el promedio nacional, con un total de 505 kilos y el promedio de los estados es de 355 kilogramos.

Asimismo, el sedentarismo es otro de los males que aquejan a la población del estado, pues el 72 por ciento de los pobladores no camina, no usa transporte público, ni deja salir a sus hijos por la inseguridad. A nivel nación el indicador es del 57 por ciento.

Mientras que el 65 por ciento de los infantes de la entidad pasa más de tres horas diarias frente a una pantalla, siendo que la media nacional es de 50 por ciento.

Ante este panorama tan preocupante, y en el marco de esta fecha tan importante, debemos generar cambios en los estilos de vida de los nuevoleoneses que nos permitan frenar y revertir este problema de salud que tanto daño está provocando entre los adultos y la niñez de nuestro estado.

Debemos cambiar hábitos alimenticios, realizar ejercicio físico, monitorearnos medicamente para prevenir la diabetes, en particular cuando tenemos antecedentes familiares de este mal.

Sabemos que la enfermedad tiene diferentes factores que la provocan y la potencian, como son el económico, el social, el cultural y también, los hábitos familiares, por eso es fundamental crear políticas que influyan en todos estos elementos.

En este día tan importante, los diputados de la bancada del Partido Verde Ecologista de México queremos enviar una alerta más sobre los grave de esta enfermedad y sobre todo, lo que podemos hacer para reducir los efectos de este padecimiento que tanto daño y dolor está provocando entre los nuevoleoneses en particular, pero tambien, entre todos los mexicanos.

Monterrey, Nuevo León, a 14 de noviembre de 2016.

Diputado Felipe de Jesús Hernández Marroquín

Partido Verde Ecologista de México