Gobierno del Estado de Nuevo León
Foto: H. Congreso del Estado de Nuevo León
URGE HACER FRENTE A LA POBREZA
2 de Mayo 2008

URGE HACER FRENTE A LA POBREZA

Monterrey, 2 de Mayo 2008


Nuevo León se ha distinguido por ser un estado de avanzada, donde se han dado muchas oportunidades para lograr una mejor calidad de vida para los que aquí vivimos.

Sin embargo, casi una cuarta parte de la población, más de un millón de habitantes reconocidos oficialmente, siguen padeciendo algún grado de pobreza a pesar de los discursos y los desplegados.

Se hacen muchos esfuerzos por parte de los tres niveles de gobierno para disminuir este rezago, y es de aplaudir sin duda la coordinación de las autoridades para proporcionar beneficio social a los que menos tienen.

Empero, por otro lado, es muy lamentable que por cuestiones de carácter político-partidista, en otras áreas de coordinación gubernamental no se haya logrado la relación efectiva para resolver los problemas de nuestros ciudadanos, especialmente los más desprotegidos.

Es el caso de la firma del Convenio de Coordinación para el Desarrollo Social, que el Gobierno del Estado de Nuevo León debe acordar con el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Desarrollo Social Federal (SEDESOL), y es fecha que no ha signado, cuando ya para estas alturas en años pasados, hasta se venían entregando los apoyos a los beneficiarios.

Recordemos que la SEDESOL puede reasignar estos recursos a los Estados con el fin de no reportar un sub-ejercicio, por lo que el Gobierno del Estado puede tener acceso a estos recursos.

Utilizando varios argumentos, uno de ellos el del presunto centralismo federal en la ejecución de recursos, cuando el Gobierno del Estado de Nuevo León, y eso ha sido reconocido ampliamente por el Gobernador del Estado, ha resultado ampliamente beneficiado por recursos federales, además de los excedentes petroleros.

No obstante, como en las reglas de operación para el Ramo 20 de SEDESOL se contempla una mayor participación de los municipios en la ejecución de los recursos, el Gobierno de Nuevo León y algunos otros, esgrimen un FALSO FEDERALISMO: "Todo a los Estados, Nada a los Municipios", para agenciarse dichos recursos tal como lo hacen con el Fondo de Seguridad FOSEG o el FONDEN.

Frente a esta disputa por la ejecución de los recursos, los más perjudicados son los beneficiarios de los programas de desarrollo social, principalmente muchos de nuestros jornaleros agrícolas, los trabajadores temporales, los adultos mayores, las mujeres jefas de familia, entre otros grupos vulnerables.

En Nuevo León tenemos más de un millón de personas padeciendo algún grado de pobreza, por lo que es sumamente injusto que por una falta de ACUERDO Y CONSENSO, esgrimiendo falsas banderas federalistas, el Gobierno del Estado los deje desprotegidos, y se retrasen los apoyos que requieren y lo que es más grave se corre el riesgo de que dichos recursos se reasignen a otros Estados de la República que están dispuestos a ejercerlos, por la negativa de aceptar las reglas de operación de los programas que fueron aprobadas a nivel federal.

Los Programas del Ramo 20 (SEDESOL), son los siguientes: Atención a los Adultos Mayores, Desarrollo Local (Micro regiones), Empleo Temporal, Hábitat, Opciones Productivas y 3X1 para inmigrantes. Asimismo, apoyo a las Instancias de Mujeres en las entidades federativas, para implementar y ejecutar programas de prevención de la violencia contra mujeres (INDESOL) y Conversión Social (INDESOL).

Por consiguiente, y de acuerdo a los presentes programas, significaría que la SEDESOL haría un inversión en el Estado, por un monto total de $ 105.7 millones de pesos.

Es por lo tanto, urgente que el Gobierno del Estado de Nuevo León, deje atrás banderas políticas en la batalla contra la desigualdad, pues como dijo el mismo Gobernador José Natividad González Parás "no se puede tratar igual a los desiguales", por lo cual no debemos lucrar políticamente con los pobres, ni mucho menos retrasarles los apoyos por desacuerdos burocráticos.

Otros gobiernos, que se habían retrasado en la firma del convenio de desarrollo social, ya lo han hecho, como el Gobierno del Estado de Durango, cuyo gobernador Ismael Hernández Deras, afirmó que la agenda del desarrollo social no tiene colores políticos ni partidistas.

Al firmar el convenio anual de colaboración, los duranguenses recibirán recursos por 76. 6 millones de pesos para ejercerse dentro del Ramo 20 en la entidad.

El gobernador duranguense manifestó lo siguiente durante la firma del convenio, lo cual creo oportuno reproducir ante ustedes: "este grupo de personas, por lo general, viven en condiciones difíciles y con ingresos muy bajos o nulos, lo cual nos compromete a los tres niveles de gobierno, a seguir abriendo los espacios para su atención, integración familiar e incorporación a actividades ocupacionales y de participación social".

Las palabras del mandatario suenan oportunas para que próximamente, y ante los beneficios que vemos en la mayoría de nuestros municipios especialmente los menos favorecidos con los programas de apoyo social y agrícola, podamos contar en Nuevo León con esos valiosos recursos vía el convenio anual de coordinación para el desarrollo social.

Por lo anterior, hemos propuesto en el Congreso del Estado hacer llegar un atento, respetuoso y oportuno exhorto a José Natividad González Parás, para que el Gobierno del Estado firme a la brevedad posible, con la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno Federal, el convenio de Coordinación para el Desarrollo Social 2008.

¡Urge hacer frente a la pobreza!

C. Francisco Cantú Torres

Diputado Grupo Legislativo del PAN

Distrito Local 8

Visítanos, el H. Congreso de Nuevo León es tu casa.