TAMAÑO DE LETRA
APRUEBA CONGRESO EN COMISIÓN, ENDURECER PENAS CONTRA LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR
Imagen: H. Congreso del Estado de Nuevo León

APRUEBA CONGRESO EN COMISIÓN, ENDURECER PENAS CONTRA LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

27 de Febrero 2017

En una iniciativa impulsada por la Diputada Liliana Tijerina, este lunes la Comisión de Justicia y Seguridad del Congreso aprobó endurecer las penas contra la Violencia Familiar.

En concreto, los legisladores aprobaron que se incremente en un 50 por ciento, la pena de cárcel a quienes cometan este delito en presencia de los hijos -mayores o menores de edad- y de familiares directos de la víctima.

Actualmente, la pena en Nuevo León por este delito oscila entre los dos a los seis años de cárcel.

"Lo que buscamos con esta Reforma, es dar una señal clara a quienes cometan este delito, de que cada vez los iremos castigando más severamente, de que su delito no sólo no quedará impune, sino que el castigo será cada vez mayor", explicó la Diputada Liliana Tijerina.

"A la vez que buscamos ir inhibiendo el delito, pues sabemos que en la mayoría de los casos, conforme se endurecen las sanciones, el posible infractor la piensa más antes de incurrir en el ilícito".

La reforma incluye agregar un segundo párrafo al Artículo 287 Bis del Código Penal del Estado de Nuevo León, al Capítulo VII denominado "Violencia Familiar"; además se reforma el artículo 111, del mismo Código.

También se exceptuará de lo anterior la procedencia del perdón en los casos en que el imputado haya obtenido anteriormente el perdón en hechos que correspondan a delitos dolosos y que se persiguen de oficio, en los dos años inmediatos anteriores a los hechos de que se trate.

Igualmente, se exceptuará la procedencia del perdón en los casos en que el imputado haya celebrado anteriormente acuerdos reparatorios por hechos que correspondan a delitos dolosos y que se persiguen de oficio, salvo que hayan transcurrido dos años de haber dado cumplimento al último acuerdo reparatorio.

Tampoco procederá el perdón en caso de que el imputado haya incumplido previamente un acuerdo reparatorio, salvo que haya sido absuelto o cuando hayan transcurrido cinco años desde dicho incumplimiento.

Esta reforma deberá ser votada en el Pleno del Congreso en los próximos días.